Jueves, 27 de julio de 2017

El Cyber Monday o Lunes cibernético es unos de los ejemplos más conocidos de las prácticas denominadas ecommerce, es decir, comercio electrónico. Impulsado por Estados Unidos en noviembre de 2005, y adquiriendo un éxito en ventas en permanente crecimiento, el Cyber Mondayha tomado cada vez más relevancia en diferentes países de Latinoamérica.

Vigente en Argentina desde noviembre de 2012, el Cyber Monday no ha parado de arrojar resultados positivos. En su tercera edición de 2014 las ventas en línea ascendieron a los 682 millones de dólares. Para las temporadas de venta navideña del año pasado se registró también el uso de esta práctica también en países como Bolivia y Colombia, y el vecino Chile había precedido incluso a la Argentina, incorporándose un año antes.

Si bien los Cyber Monday han tomado una importante relevancia a nivel mundial, no son, claro, la única posibilidad para realizar transacciones económicas en la red. Estos eventos que tienen lugar el lunes siguiente al Día de Acción de Gracias (que se celebra el cuarto jueves de noviembre) respetando la famosa tradición estadounidense, se inscriben en una lógica comercial que había comenzado mucho tiempo antes: el ecommerce. Veamos de qué se trata.

Qué es el ecommerse

Según el Centro Global de Mercado Electrónico, el ecommerse o comercio electrónico es “cualquier forma de transacción o intercambio de información con fines comerciales en la que las partes interactúan utilizando Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en lugar de hacerlo por intercambio o contacto físico directo”.Es decir que esta actividad comercial hace alusión a la utilización de un medio electrónico para realizar operaciones y transacciones.

Gracias a ella, el sistema de negocios dejó de ser simplemente un local comercial de dinámica personal (con la tradicional práctica del “cara a cara&rdquoGui?opara movilizar billones de dólares por año alrededor de todo el mundo, dando lugar a una mayor eficacia y flexibilidad de operaciones a las empresas que la utilizan. Y garantizando, además, un nuevo confort a los consumidores, que gracias al ecommerce pueden eliminar factores engorrosos, como la distancia y el tiempo, al realizar una operación.

Inicialmente, la implementación del término se aplicaba a la realización de transacciones económicas mediante medios electrónicos, como el intercambio electrónico de datos. Pero a mediados de la década de 1990, el advenimiento y la posterior masificación de internet y la World Wide Webampliaron su significado, que desde entonces empezó a aludir principalmente a la venta de bienes y servicios a través de la red, utilizando como forma de pago medios electrónicos, como las ya vigentes tarjetas de crédito.

 

Su evolución

Como la mayoría de las innovaciones en términos de mercado, el comienzo del comercio electrónico tiene su origen en Estados Unidos, en la década de 1920, cuando empresas comerciales como Montgomey Ward y posteriormente Sears ofrecieron un nuevo tipo de relación comercial: la venta por catálogo.

Este sistema, revolucionario en su momento, consistía en la oferta de un catálogo con fotos ilustrativas de los productos en venta. Y permitió no sólo la llegada a nuevos segmentos de mercado, sino también la posibilidad novedosa para los potenciales consumidores de poder elegir los productos en la comodidad de sus hogares, eliminando la incomodidad del contacto con los vendedores. La aparición de las tarjetas de crédito dio mayor impulso a este tipo de práctica, favoreciendo además un mayor anonimato en la relación entre cliente y vendedor.

Iniciado con este antecedente, el ecommerce propiamente dicho comenzó a implementarse a principios de 1970, con aplicaciones novedosas, como la transferencia de fondos monetarios, y el posterior intercambio de datos vía electrónica.Fue a inicios de esa década cuando apareció la posibilidad de utilizar una computadora para trasmitir datos, como órdenes de compra y facturas, dando lugar a un nuevo tipo de relación comercial, que al aumentar la competencia trajo aparejadas mejoras necesarias en empresas del ámbito privado.

 

Cyber Monday: una novedosa aparición

Para la década de 1990, internet era ya una herramienta de llegada global, aunque su acceso y masificación se intensificarían definitivamente en los años siguientes. Para 2005, los países integrantes del G7/G8 crearon la iniciativa deUn Mercado Global para PYMES, siguiendo el propósito de impulsar el crecimiento del uso del comercio electrónico entre las empresas de todo el mundo.

Es en este contexto de masificación en el acceso al comercio vía internet, que aparece por primera vez, de forma espontánea, el concepto de Cyber Monday. Corría el año 2005 y habían terminado los festejos del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, cuando el 77 % de los vendedores minoritas notó un fuerte incremento en las ventas en líneael día lunes, cuando los trabajadores regresaban a sus rutinas.

Ese mismo día, el sitio shop.org emitió un comunicado de prensa que decía: “Cyber Monday quickly becoming one of the biggest online shopping days of the year” (en castellano: “El lunes cibernético se convierte rápidamente en uno de los días de compras en línea más grandes del año”). Como todo suceso exitoso, el Cyber Monday no tardó en convertirse en una tradición.

Desde entonces, cada lunes cibernético es en Estados Unidos un hito en ventas por internet, y las cifras hablan por sí solas: en la edición del año 2013, se registraron ventas en línea por un valor de 2680 millones de dólares. Fue siete años después del estallido de 2005 que la práctica se inauguraba en nuestro país, arrojando resultados cada vez más positivos hasta la actualidad.


Publicado por gemitalarincon @ 12:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios