Lunes, 20 de julio de 2015

Conseguir un buen desguace no es una aventura, o al  menos no debe serlo, es más bien algo que se puede conseguir a poco que sepamos hacer las cosas con corrección. Por eso nuestra intención hoy es demostrarte que querer es poder, así que  vamos a ver si te damos algunas claves para, como bien decimos en el título que da entrada al presente artículo, establecer nuestras prioridades si lo que hemos de hacer es buscar un buen desguace.

Lo primero que tendríamos que tener claro es si pretendemos comprar nuestras piezas de manera presencial o de forma virtual. Aunque no lo parezca hay varias diferencias que tenemos que tener presentes, así que en este caso las prioridades son fundamentales. Si uno sale a adquirir un repuesto de segunda mano al mundo virtual tiene que conocer un buen sitio que le dé seguridad y precio; si uno opta por acudir físicamente al lugar donde venden esas piezas puede usar, por ejemplo, una guía que le diga los desguaces comunidad de madrid, Valencia, Cataluña o dónde viva. El caso es que para los dos ejemplos que te acabamos de poner el recurso a las tres W es más que obligatorio.

Por otro lado también tenemos que saber cómo articular las cosas cuando recurrimos a la compra de un repuesto de ocasión. Decimos esto porque no es lo mismo adquirir un capó o una pieza de la carrocería que comprar un recambio de la motorización o del sistema eléctrico de nuestro coche. Y si ya pensamos en otros productos importantes como el motor, resulta más que fundamental tener claro que todos estos repuestos tienen que estar calibrados y certificados desde el primer momento, ya que no hacerlo así nos proporcionará algunos sobresaltos que no tenemos por qué tener.

Aquí vamos a hacer nuestro tercer hincapié, a modo de conclusión, de un aspecto que nos parece definitivo en estos tiempos que corren: sí, la calidad que podamos conseguir en la Red de redes tiene que estar justificada, no solamente a través del buen aspecto de lo que compremos, sino con un papel que diga que lo que hemos adquirido es lo suficientemente bueno como para no dar ningún problema. Y eso sí que resulta de lo más conveniente, porque cuando uno gira la llave y vuelve a oír el ronroneo de su vehículo es cuando de verdad calibra la importancia de los repuestos usados hoy en día.


Publicado por gemitalarincon @ 9:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios